Una historia corta de Antonio Montaña: Un aire turbio

 

Juicios exprés, y a veces ni siquiera eso. Y luego el paredón, o el cuchillo en el cuello o el balazo en la nuca. Así se resolvían los conflictos políticos y las intrigas pueblerinas en Colombia desde los años cuarenta en adelante. Entonces ya era un país dividido en dos bandos irreconciliables. Matar al enemigo era siempre un mero trámite cotidiano, como cambiarles el agua fresca a los pollos.

Este y no otro es el cuadro que pinta Antonio Montaña, importante escritor colombiano de la generación del cincuenta, en “El aire turbio”. El cuento tiene una construcción perfecta. El lenguaje es el apropiado para ir recreando el clima de indolencia por un lado y el de la violencia, por otro. A su vez, ya no refiere a una violencia soterrada, sino una violencia palpable día a día, en esa sociedad, tanto que se confunde con los oficios religiosos, las comidas típicas en las fondas, el guayabo (la resaca después de una noche de juerga) y los juegos de billar en la cantina. Otro aspecto notable es el ritmo de la narración: A la primera lectura pareciera de un andar lento, pero el relato tiene un vigor y una dinámica  que van enhebrando los hechos, a paso de tambor, para concluir con un desenlace inesperado. Realmente inesperado…

Sigue leyendo…Una historia corta de Antonio Montaña: Un aire turbio

‘Mis enlaces y yo‘, una guía práctica para ganar dinero con Amazon

«A las personas se las moldea durante toda la vida para ser empleados. El sistema les dirige durante un montón de años para que aprendan a hacer algo (lo que sea), y luego una tercera persona/empresa/organismo les dé dinero a cambio de esa habilidad que han aprendido.

No hay ninguna etapa en toda la educación obligatoria que enseñe a los jóvenes a comprender cómo se genera y cómo se mueve el dinero en el mundo, cómo enfrentarse a los problemas desde distintas soluciones, y cómo tener pensamiento y habilidades propias para crear sistemas (no para aprender habilidades y esperar que otros nos paguen por ellas).

A una persona que ha estado durante un montón de años dentro de esta rueda, y que a lo mejor se ha quedado sin empleo o está pasando una necesidad, no puedes llegar y decirle: ale, emprende un negocio por tu cuenta. Así, de buenas a primeras. Eso es un peligro. Y así muchos se la pegan, claro». J.M.A.R

El cacereño José María Ávila Román se mueve en diversos frentes. Ha publicado dos libros sobre la Semana Santa en Cáceres (Semana Santa de Cáceres. Los años perdidos (1970-1986) y No sus fieis de las horquillas), trabaja en marketing desde 2004, dirige la web comprarmicafetera.com y ha publicado recientemente Mis enlaces y yo. Guía práctica para afiliados de Amazon, libro sobre el que vamos a charlar un rato. Este libro está publicado, como todos los suyos, en QVE (antes llamada Uno Editorial).

Sigue leyendo…‘Mis enlaces y yo‘, una guía práctica para ganar dinero con Amazon

Cuestionario literario: Gema López Sánchez

Creo que desde que aprendí a juntar las letras ya empecé a escribir. Simplemente imaginaba historias y las plasmaba para que no se me olvidaran. Cuando llegué al instituto ya empecé a tomármelo en serio y escribía porque estaba convencida de que las palabras podían llegar a cambiar el mundo. Hoy soy más mayor, tengo menos fe en la Humanidad, pero sigo escribiendo porque, aunque no vaya a cambiar el mundo, durante el tiempo que el lector tenga mis libros o mis escritos, sí que podré trasladarle a un mundo diferente.

3 historias cortas de Juan José Arreola

 

Volvemos a las historias cortas, en esta ocasión del escritor mexicano Juan José Arreola, uno de los grandes referentes del cuento latinoamericano.

Como es costumbre, publico estas historias cortas de menor a mayor extensión.

 

Diálogo con Borges

La última vez que nos encontramos Jorge Luis Borges y yo, estábamos muertos. Para distraernos, nos pusimos a hablar de la eternidad.

 

Camelidos

El pelo de la llama es de impalpable suavidad, pero sus tenues guedejas están cinceladas por el duro viento de las montañas, donde ella se pasea con arrogancia, levantando el cuello esbelto para que sus ojos se llenen de lejanía, para que su fina nariz absorba todavía más alto la destilación suprema del aire enrarecido.

Sigue leyendo…3 historias cortas de Juan José Arreola

El mundo de Isabel Allende y Eva Luna

Por Ernesto Bustos Garrido.

Eva Luna es la tercera novela de la escritora Isabel Allende (Premio Nacional de Literatura de Chile 2010), y surge en sus años de exilio en Caracas, Venezuela, donde tuvo que establecerse con su familia al cabo del Golpe de Estado de Pinochet en Chile. Ella era una joven periodista con formación universitaria, cuyas crónicas y reportajes destacaban por su audacia. Formaba parte de la plantilla de una revista semanal (Revista Paula) que tocaba temas de mujeres principalmente, con mensajes directos y explícitos hacia los hombres y su inveterado machismo. Isabel tuvo allí su mejor escuela. Un día la directora de la publicación la mandó a enterarse de la vida secreta de las bailarinas de teatro y cabaret. Isabel se hizo pasar junto a una amiga como postulantes a corista, y en la primera audición debió quitarse la ropa. Reconoce que se llenó de vergüenza, no por mostrar su delicado y armonioso cuerpo, sino porque ese día ella andaba con calzones de lana.

Sigue leyendo…El mundo de Isabel Allende y Eva Luna

Historia corta de Hernando Téllez: Preludio

Os presento una historia corta de Hernando Téllez (1808-1966), un escritor colombiano que no se prodigó mucho con el cuento (solo diecinueve historias cortas), aunque, eso sí, de gran calidad.

Podéis comprobarlo en esta narración en la que hay dos planos argumentales: por un lado la Revolución y por otro el hambre. Ya lo decía Ricardo Piglia en su tesis sobre el cuento: Un cuento siempre cuenta dos historias. ¿Hemos de creer que ambas, la Revolución y el hambre, están estrechamente relacionadas? Da para un debate…

De los cuentos de Hernando Téllez se ha dicho que 

Sigue leyendo…Historia corta de Hernando Téllez: Preludio

Share